Villavides es un pueblo bonito donde no sólo había vides sino muchos tipos distintos de fruta.
Además el pueblo es pobre y no tiene nada de moderno. Las casas son chicas y están hechas
de madera, pero el pueblo se sostiene gracias a las vides y algunas pocas tiendas. El resto de
frutas del pueblo se recogen cada día, no para venderlas sino para consumirlas.

José Luis Gutiérrez