En Septiembre de 1845 nació una niña muy pequeña y demasiado guapa, porque su madre era una bruja malvada, el padre era aún peor, era el hombre lobo. La abuela era la ladrona más conocida de todo él mundo y el abuelo a todas las personas que veía que no eran de su familia o que no pensaban igual que él, las mataba cortándoles las venas y haciéndoles sufrir. La niña era blanca de piel, sus ojos azules y pelo rubio.

En Septiembre de 1848 la niña era toda una ricura, era tan linda y buena que los padres no la soportaban y de noche cuando la pequeña descansaba en sueños los padres la despertaron pegándole y mordiéndola.

La niña, Rosa, asustada llamó a la policía y de inmediato la localizaron y fueron en su ayuda. Cuando llegó la policía a la casa de Rosa la pequeña, cogieron a los padres y les preguntaron que porque maltrataban a la pequeña y ellos les respondieron: Porque nos dá la gana hacemos lo que se nos antoge con la cria y punto. Y además hacemos lo que queramos como si queremos tirarla por un precipicio, es que va a pasar algo o que.

La policía detubo a los padres y se los llevó a la cárcel durante 50 años.

La pequeña fue acogida por una familia feliz y amable. Pasados los años Rosa se fue haciendo grande y cada día fue recordandotodo lo malo que sus padres biológicos le habían hecho. Rosa se casó y tuvo dos hilos: María y Lucía dos niñas igualitas que su madre, una era rubia y la otra castaña pero las dos con los ojos azules.

Rosa enviudó pronto pero al final se olvidó completamente del marido y las niñas se olvidaron de su padre y las tres fueron felices.