Manuel es un chico alto, con pecas y su caracter es dulce. Su padre, Felix, el maquinista de tren, su caracter era un poco agrio por no dormir.

Manuel no quería ser maquinista como su padre pero como Felix le decía que sería el trabajo mas bueno se su vida, pero Manuel quería ser futbolista profesional pero el no se atrevía a decirselo a su padre porque estaba tan contento. Manuel escribió en la pared: " no quiero ser como tú " pero Felix no sabía quién se lo decía. A la siguiente vez se lo escribió en su cara mientras dormía " no quiero ser como tú " pero el padre no sabía quién se lo escribió.

Manuel se armó de valor y le dijo a su padre: -No quiero ser como tú.

Y su padre le dijo. -Si no quieres ser como yo habermelo dicho yo lo comprendo, pero ahora me vas a borrar esto de la cara y tambien vas a borrar la pared.

Manuel aprendió que es mejor decir a la cara lo que piensas que escribirlo en cualquier sitio.